Get Adobe Flash player

Los cafetos son arbustos de las regiones tropicales del género Coffea, de la familia de los rubiáceos. Se utiliza 2 especies de manera común para la preparación de la bebida, el cafeto arábica y el robusta.


Coffea arabica o cafeto arábica es la que se cultiva desde más antiguamente, y representa el 75 por ciento de la producción mundial de café. Produce un café fino y aromático, y necesita un clima más fresco. El cultivo del arábica es más delicado, menos productivo y está reservado a tierras altas de montaña, entre 900 y 2.000 msnm. El café ShuQush es compuesto de 100% de café arábica.

Coffea canephora o cafeto robusta ofrece una bebida rica en cafeína; fuerte y más ácido, usualmente usado para la fabricación de café soluble o instantáneo y mezclas. El robusta se adapta a terrenos llanos, con rendimientos más elevados. Es más resistente que el arábica (de ahí su nombre de «robusta»).

Los cafetos son arbustos con hojas persistentes y opuestas, que agradecen disponer de algo de sombra. Producen frutos carnosos, rojos o púrpuras, raramente amarillos, llamados cerezas de café, con dos núcleos, cada uno de ellos con un grano de café.

Las flores de las plantas del café ( cafetales ) son pequeñas, blancas y olorosas, reunidas en grupos en las axilas de las hojas. Los frutos son de la medida y del color de una cereza y están formados por dos granos de café envueltos en una membrana.

El sistema de cultivo que se practica es bajo sombra, utilizando las diferentes especies forestales del lugar las cuales, además de brindar una mayor calidad al café a través de su sombra y abundantes hojas que fertilizan el suelo, le dan al café su sabor, buen cuerpo y fina acidez.

Banner
 x 
Carro vacío